Me toca las pelotas... (II)

| |

Feliz navidad y sean bienvenidos a mi sesión terapéutica de desquite. Vayamos al tema sin más.

1. Los insensatos que se empeñan en freír, asar, hornear, tostar o flambear el jamón serrano. Un producto por el que somos conocidos en todo el mundo, cuya mayor virtud es que solamente esta curado, prácticamente crudo, y esta de muerte. Y la gente se empeña en meterle fuegote por cualquier lado. Con el orgullo que era que en EEUU, hasta hace poco, no dejaban importar jamones, porque las leyes de sanidad impedían ese tipo de productos no cocinados. Al final han cedido a la presión. Coño comeros el jamón como se tiene que comer y dejar de tocar los huevos con técnicas culinarias a lo ferra Adriá. De verdad, me parte las cornea esa gente.

2. Sin salir de la comida. ¿Sabéis las botellas de litro y medio de plástico donde vienen embasados los batidos y la horchata? Bien, esas botellas llevan un cierre de plástico metalizado. Y a algunas personas les parece que la mejor forma de abrirlas es hincándole la uña y haciéndole un boquete a lo brutote. No tengo nada en contra de la técnica, es solo que tiene sus consecuencias. Esos líquidos hay que agitarlos antes de siguientes usos, y pasa lo que ya sabéis. Agitas, abres el tapón y ¡plas!, todo el líquido que ha quedado entre el tapón y el plástico metálico agujereado cae por la botella y la pringa. De modo que para cuando te tomas el último baso, la botella ya esta tan pegajosa que puedes mantenerla sin atenazarla con la mano. Así que, o te bebes el litro y medio en la primera sentada, o por caridad cristiana, ¡quita el puto plástico entero! No cuesta nada, métete el dedito en el culo si tienes ganas de agujerear cosas con el, y deja de romper las gónadas a tus compañeros de hogar.

3. Los “iluminati” que se gastan las pelas en una cámara de un porrón de megapíxeles, cuantos más mejor, para después decirte que ya te pasaran las fotos por tuenti. Lo dejare aquí, porque si me pongo me enciendo con el tema, mi Nokia One Touch podía hacer fotos suficientemente buenas para pasártelas por tuenti. Don’t crash my nuts.

4. Y por ultimo, los zopencos que cuelgan la puta estrella de oriente al revés. Mira que hay que esforzarse en hacerlo mal, casi cae por su propio peso. Pues no, cogen su estrella de bombillitas y allí que te la plantan tal que así.
Que parece que esta despegando después de una caída en picado. Por el amor a la navidad, dejen de rasurarme el orto.

Como bonus os dejo esta masifica canción de Enrique y Ana, que no ha parado de atormentarme en estos días pasados.

5 comentarios:

J_Sámuel dijo...

Pues a las lentejas de le echa jamón.
Y un revuelto de judias con jamón y un par de huevos rotos...tela.
El jamón tiene muchas posibilidades!!

En lo demás estoy de acuerdo.

macuoren dijo...

Me quema la sangre que se me peguen canciones que no me gustan…

(8) Disco, disco, chino, chino, fino… filipiiinooo (8) d -_-b

Monkey B dijo...

este señor es enorme. E-NOR-ME. lo del jamón también lo he tenido que comentar en mi casa alguna vez, porque cocinarlo me parece un delito.

pd, espero que no te joda el spam pero tengo que hacerlo: concursen, amijos

Monkey B dijo...

atención al minuto 1'22segundos. al guitarrista/guitarrista-mujer de la izquierda le está subiendo lo que se ha tomado

Samuel dijo...

¡Enrique y Ana se merecen un post o un blog para ellos solos!
¡Tú puedes, Sergiopero!

Publicar un comentario